miércoles, 10 de septiembre de 2014

"Me voy a morir de tanto amor"

Fotografía: Bárbara Traver. 







Ardes, lunera, con tus pecas abres camino.
Escondes, delicada brisa, esos labios bajo tus bragas que a más de uno has provocado.
Vomitas, ojos claros, todo el amor sembrado.
Tientas, corazón ardiente, a crear accidentes que se ocultan bajo mi falda.
Arrugas, pensamiento latente, cuando los años son amargura.
Sonríes, manos frías, mientras al mirar escribes poesía.
Tú, de mirada perdida, creas armonía y huracanes a la par que me haces el amor en la calle.
Nosotros, que hemos sobrepasado la cocina, para quedarnos mientras la vida nos acoge. O nosotros a la vida.
Yo, lucha de gigantes, no tengo porque darte explicaciones cuando desapareces.





sábado, 24 de mayo de 2014

Silent cry

Fotografía: Bárbara Traver 


"Vendrá la muerte y tendrá tus ojos 
esta muerte que nos acompaña 
desde el alba a la noche, insomne, 
sorda, como un viejo remordimiento 
o un absurdo defecto. Tus ojos 
serán una palabra inútil, 
un grito callado, un silencio. 
Así los ves cada mañana 
cuando sola te inclinas 
ante el espejo. Oh, amada esperanza, 
aquel día sabremos, también, 
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada. 
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. 
Será como dejar un vicio, 
como ver en el espejo 
asomar un rostro muerto, 
como escuchar un labio ya cerrado. 
Mudos, descenderemos al abismo."

sábado, 10 de mayo de 2014

La huida.


Lo jodido de que te ate algo es que...


...es jodido.

Hero.


We can be heroes, just for one day.

miércoles, 30 de abril de 2014

Hipnoticémonos para mandarnos de nuevo a la mierda.

Volviste, y ella también volvió y aquello pasó a la tormenta. Bueno, yo nunca supe describir éste sentimiento de abandono y, cuando tú jamás me abandonaste, lo tuve que hacer yo. Lo último que recuerdo de aquella pelea de platos y lechugas fue nuestros cuerpos inertes tumbados, llenos de lágrimas y penas mientras me acariciabas el pelo como disculpa por ser como eres. Yo qué sé, me desperté y supe que nunca te abandonaría porque estoy enamorada de tu forma de ser que llamas libertad, aunque nos hipnoticemos para importarnos de nuevo una mierda.