lunes, 27 de octubre de 2014

La intimidad apesta.

Hablaba de chicas bonitas, piernas largas, pechos increíbles. Admiraba las miradas tristes, encontrándolas en el lugar incorrecto, siendo un sentimental. Se refugiaba en la soledad de una habitación con ventanas, suspirando, creyendo que llegará el amor. Escribía maldiciendo a la infancia y nos miraba con indiferencia. Nunca nadie le ha conocido, porque nunca nadie se ha interesado en mirar más allá. 

Y bien, porque todos apestamos por dentro. 

Todos tenemos la intimidad guardada en las huellas del pasado, y si disparas a escupirlo todos lo olerán. Sabrán que aquel chico de sonrisa irónica y triste está con su mujer por estar, porque no pudo interaccionar con la primera chica que le habló por el facebook. 

Fotografía: Bárbara Traver.

Crees que tienes más de setenta y cinco formas de morir de amor, en una habitación o a base de golpes sin explicación. Dicen que eres más que una razón, alguien por lo que se deba luchar o admirar, acoger y resurgir en más de una ocasión. Pero no, eres carne para los demás, un alma que...
He tenido un sueño, de esos que nadie entienden pero que te hacen llorar. Un sueño paterno, donde el dolor de la admiración al que acabas de conocer se abriese para enseñarte que nada es fácil, donde los brazos de éste se abren para decirte 'todo irá bien'.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

"Me voy a morir de tanto amor"

Fotografía: Bárbara Traver. 







Ardes, lunera, con tus pecas abres camino.
Escondes, delicada brisa, esos labios bajo tus bragas que a más de uno has provocado.
Vomitas, ojos claros, todo el amor sembrado.
Tientas, corazón ardiente, a crear accidentes que se ocultan bajo mi falda.
Arrugas, pensamiento latente, cuando los años son amargura.
Sonríes, manos frías, mientras al mirar escribes poesía.
Tú, de mirada perdida, creas armonía y huracanes a la par que me haces el amor en la calle.
Nosotros, que hemos sobrepasado la cocina, para quedarnos mientras la vida nos acoge. O nosotros a la vida.
Yo, lucha de gigantes, no tengo porque darte explicaciones cuando desapareces.





sábado, 24 de mayo de 2014

Silent cry

Fotografía: Bárbara Traver 


"Vendrá la muerte y tendrá tus ojos 
esta muerte que nos acompaña 
desde el alba a la noche, insomne, 
sorda, como un viejo remordimiento 
o un absurdo defecto. Tus ojos 
serán una palabra inútil, 
un grito callado, un silencio. 
Así los ves cada mañana 
cuando sola te inclinas 
ante el espejo. Oh, amada esperanza, 
aquel día sabremos, también, 
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada. 
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. 
Será como dejar un vicio, 
como ver en el espejo 
asomar un rostro muerto, 
como escuchar un labio ya cerrado. 
Mudos, descenderemos al abismo."